miércoles, 2 de marzo de 2011

Encuentros por Madrid 4




















Vamos a retroceder en el tiempo porque con la historia de Ramón me he adelantado un poco. Habíamos dejado ya a Juan Savater y, cenando en la terraza de un bar conocimos a Ramón. Después llegó la hora de marchar hacia Leganés para dormir en casa de una tía. Allá nos presentamos los tres, Salva, Ernesto y yo y, después de dejar las bolsas donde llevábamos el pijama y demás nos fuimos a la calle con el libro de Nathan Gill, Ya estás despierto. Buscamos un bar tranquilo para leer y comentar según se leía pero los bares que vimos eran bulliciosos por lo que optamos por quedarnos sentados en un banco leyendo y comentando. La foto de arriba es de ese momento y lo cierto es que tuvimos muy buenas conversaciones sobre el libro y sobre las cosas que nos pasan en la vida pero siempre contando con ese momento, con el presente donde todo se despliega, hasta esas historias de mi pasado, “lo que ocurriría si…” y demás pensamientos que no tenían más trascendencia que cualquier escena que se presentase en ese momento, como dice Nathan, como parte del decorado.
Después de un rato largo dimos por finalizada la tertulia y nos fuimos a casa de mi tía a dormir. Lo necesitábamos. A la mañana siguiente tendríamos más encuentros (además del de Ramón) que detallaré en próximas entradas de este blog.

Gracias por leerlo.

Un abrazo para todos, Luis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.