martes, 1 de febrero de 2011

No importa la cantidad sino la calidad




















Esta máxima siempre ha estado presente en mi vida. En algún libro lo leí, sobre todo en relación a la duración de una vida y a la calidad de ésta.
Con esta entrada, lo que quiero decir es que ayer lunes hice el tercer taller sobre las enseñanzas y experimentos de Douglas Harding y estuvimos 5 personas pero salí muy satisfecho del taller que para mí fue de gran calidad. Duró una hora y, como siempre, el tiempo pasó volando cuando te instalas en la zona Sin-tiempo. Todo salió muy bien aunque, al finalizar, era consciente de que estas enseñanzas no son para todo el mundo, hay que resonar con ellas y, para las personas que acceden a ellas por primera vez, lo que les cuesta coger el tranquillo al asunto y es que estamos educados a que las cosas, los logros, los tenemos que conseguir con esfuerzo cuando esto es todo lo contrario.

Luis Granados

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.